InStoreView Blog InStoreView Blog

Supermercados de México se adaptan a los consumidores post COVID-19


Noticias y Tendencias

La industria ha tenido que acomodarse a una nueva clase de consumidores, observando lo ocurrido con sus pares en Asia y Europa para aprender de esa experiencia.

Las medidas adoptadas por el Gobierno mexicano para mitigar la propagación del COVID-19, como el distanciamiento social y el confinamiento de la ciudadanía en sus hogares, ha provocado una acelerada transformación en el comportamiento de los consumidores, quienes han debido adaptar sus costumbres al escenario dispuesto por la emergencia sanitaria.

En ese sentido, uno de los sectores que ha acusado con mayor fuerza el impacto de esta pandemia, no sólo en el país sino que a nivel mundial, es el de la industria de los supermercados, quienes debido a su preponderante rol en la cadena de abastecimiento, en este trimestre han enfrentado quizás los mayores desafíos de la última década.

Por esta razón, en los últimos meses se han profundizado los estudios y reportes sobre las tendencias en el consumo y cómo sería el futuro del sector tras el COVID-19, como una forma de orientar a las empresas durante el desarrollo de esta crisis, una de las más significativas del último siglo.

 

Shoppers prefieren comprar online

En efecto, debido al coronavirus, las compras en línea han adquirido una mayor relevancia dentro de los consumidores, ya que se ha convertido en una medida efectiva para evitar el contagio de la enfermedad.

De acuerdo a un reporte de Nielsen, el 17% de los consumidores compraban sus alimentos vía online entre julio y agosto del año pasado. Sin embargo, entre marzo y abril del 2020, este ítem experimentó un incremento del 61%, revelando a un mexicano mucho más inserto en las compras a través del canal digital.

Pero, Nielsen señala un detalle importante a considerar: “el 25% de los shoppers en línea, señalan haber comprado a través de este canal para aprovechar alguna oferta”.

Las estadísticas de Nielsen son respaldadas por los datos obtenidos por la empresa AT&T en México, que reflejan el cambio que han tenido en línea los compradores mexicanos durante esta emergencia sanitaria. Uno de los más palpables es que los mexicanos están dejando de consumir entretenimiento y se están localizando en artículos de primera necesidad.

Por ejemplo, las ventas de videojuegos han disminuido en un 10% mientras que las compras de productos para la despensa han aumentado en un 15% durante la cuarentena.

“Los negocios veían la transformación digital como algo que había que hacerse en el futuro, pero una de las consecuencias más importantes de esta pandemia (para los negocios) es que se ha convertido en algo urgente. Todas las aplicaciones de vida digital que no estábamos tan acostumbrados a usar en la vida diaria ahora serán parte de la normalidad”, explicó Jerónimo Diez, Chief Technology de AT&T.

Por otro lado, de acuerdo a las cifras de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), la pandemia triplicó las visitas de los consumidores mexicanos a los supermercados que operan en línea.

De hecho, un informe realizado por la entidad reveló que la contingencia sanitaria disparó en un 46% las compras en línea, mientras que un 78% de los shoppers “quieren quieren aprovechar más las ofertas y descuentos” a través de este canal.

 

El futuro de los supermercados tras el COVID-19

Los cambios que ha experimentado la demanda de los consumidores, así como las restricciones que ha impuesto el Gobierno para proteger a los ciudadanos, han modificado de manera drástica la manera en que operan los supermercados durante esta cuarentena.

Y aunque a nivel mundial, los puntos de venta no han cerrado en el transcurso de esta emergencia sanitaria, si han ido incorporando nuevas pautas en su funcionamiento, como restringir el número de personas que ingresen al local, el uso de cubrebocas y una mayor frecuencia en la sanitización.

Por otro lado, es muy probable que el temor de los shoppers se mantenga durante este año, incluso, si llegara a levantarse la cuarentena en las próximas semanas, o que hubiera un programa de seguimiento riguroso de los casos sospechosos, detalló el informe “Impacto del Coronavirus en el sector Retail” de Euromonitor.

“Como tal, el tráfico en las tiendas probablemente seguirá deprimido en comparación con el 2019, a medida que los consumidores ejerzan más precaución al evitar grandes reuniones. Incluso, si las economías se recuperan, el distanciamiento social puede convertirse en una forma de vida hasta que haya una vacuna para el COVID-19. Cuanto más duren estas medidas, aumentan las probabilidades de que estos cambios permanezcan en los consumidores”, puntualiza el reporte de Euromonitor.

Frente a esto, quienes trabajan en el sector aún tienen dudas respecto al tiempo que durarán estas transformaciones de la industria, si es que acaso durarán lo que la pandemia, o si estos cambios permanecerán tras el fin de la crisis. Para resolver esta interrogante, las grandes cadenas están observando con detenimiento a sus pares en China y Europa para aprender de su experiencia en el retorno a la “nueva normalidad”.

Por lo mismo, Walmart México, La Comer, Chedraui y Soriana están acelerando la implementación de su canal digital, con el fin de adaptarse a las necesidades de este nuevo consumidor, que evita el contacto físico y que privilegia las compras a través de internet.

Sin duda alguna, estos cambios traen una serie de desafíos para el canal moderno, ya que además de perfeccionar sus estrategias de marketing para conquistar al consumidor digital, también implica una diversificación en las cadenas de suministro, aumentar la utilización de IA dentro de los puntos de venta, además de reinventar la forma en que pueden realizarse las compras dentro de la tienda.

Por otro lado, esta transformación también incluye a los métodos de pago, pudiendo implementarse nuevas tecnologías y modalidades que excluyan al dinero en efectivo, debido a que es señalado como una probable fuente de contagio del coronavirus.

“Al final, vamos a terminar con un negocio omnicanal y servirá a los clientes de la forma en que quieran ser atendidos. Y estamos averiguando qué combinación de elecciones tenemos que hacer desde el punto de vista de la cadena de suministro, a dónde dirigir los pedidos, cuánto pagar a las personas, etc., tenemos mucho con qué trabajar para resolverlo. Creo que el primer trabajo para nosotros es mantenernos relevantes con los clientes para el futuro en la forma en que quieren comprar”, señaló Walmart de Estados Unidos en una conferencia con Forbes México.

 


Isabel Arrieta 22 de mayo, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario