InStoreView Blog InStoreView Blog

Retail en Perú: lo que cambió el Coronavirus en empresas y consumidores


Noticias y Tendencias

En cuatro meses de cuarentena y restricciones, muchas cosas cambiaron para los consumidores, porque la crisis sanitaria trajo consigo una de las recesiones más complejas del último siglo.

Hace un mes, comenzó en Perú el cese de las restricciones dictadas por el Gobierno, que estaban vigentes desde marzo, que buscaban evitar el colapso sanitario por el Coronavirus. Sin embargo, las consecuencias que trajeron estas medidas para la economía nacional, orillaron a que se optara por un desconfinamiento gradual, respondiendo a la necesidad de la ciudadanía de buscar ingresos para sobrevivir.

No se puede negar que tras cuatro meses de cuarentena y restricciones, hay muchas cosas que cambiaron para los consumidores. Y es que la crisis sanitaria causada por el COVID-19 trajo consigo una de las recesiones económicas más álgidas que se han vivido en el último siglo.

Por lo mismo, el impacto de ambas trajo una profunda transformación en los shoppers y en las empresas, debido a la incorporación de nuevas rutinas y hábitos de compra, los que incluyen la preferencia por nuevos canales, lo que podría prolongarse durante esta “nueva normalidad”.

 

El avance del canal moderno

Un reporte de la consultora Nielsen Perú publicado en diario El Comercio, reveló que, a raíz de la pandemia, hubo un avance importante del canal moderno en las preferencias de los consumidores, alcanzando un 40% en el pasado mes de abril siendo que normalmente llegaba a un 30%.

Según Luis Villanueva, consultor de Nielsen Perú, esta inclinación de los peruanos por el canal moderno fue una respuesta a las restricciones de horarios en el canal tradicional, a lo que se sumó las dificultades de abastecimiento, el miedo a contagiarse del virus y al cierre de algunas bodegas.

Sin embargo, aunque el canal tradicional sigue captando las preferencias de los consumidores nacionales, con más del 65% del mercado, lo cierto es que el Coronavirus ha logrado empujar el avance del canal moderno, y en el pasado mes de junio, representó el 35% del total de las compras, y según Nielsen Perú, podría estabilizarse en esta cifra.

Un análisis similar es el que realiza Francisco Luna, Country Manager de Kantar División Worldpanel, el que señaló que el canal moderno ha ganado espacio, pero que eso no implica que haya superado a los mercados de abasto, cuyas ventas disminuyeron debido al temor al contagio.

“El consumidor busca hacer un único viaje para abastecerse, por eso el autoservicio es un gran canal. Al igual que el mercado –más allá que pudo tener alguna caída ocasional–, donde puede cumplir ese fin, más ahora que el bolsillo aprieta”, dijo.

Sin embargo, en esta contingencia, son las bodegas las que han experimentado mayores pérdidas, por causa de los problemas de abastecimiento y las restricciones horarias, que fueron una gran limitante para su funcionamiento. De hecho, las cifras de Kantar señalan que el 60% del gasto perdido por las bodegas se ha ido a los mercados, mientras que el 27% se ha destinado a los supermercados.

Pero además, el experto aseguró que también los canales han experimentado un cambio a raíz de la crisis sanitaria, debido a que algunos fabricantes han explorado nuevas posibilidades, como las ventas telefónicas, para acercarse a los shoppers.

A eso se le suma que el vuelco de los clientes hacia los bienes de primera necesidad, como alimentos, artículos de higiene y cuidado del hogar se mantendrán hasta el próximo año.

“Para lo que resta del año, la canasta de alimentos va a crecer porque el consumidor en general está cocinando en casa y mantendrá ese hábito por los próximos meses. Lo mismo sucederá con los productos de higiene personal no cosmético que se mantienen arriba porque el consumidor ha interiorizado su uso”, dijo Luna.

 

Consumo digital al alza

Otra de las consecuencias que tuvo la pandemia ha sido el crecimiento explosivo del canal digital en el país. En ese sentido, un reporte de Google Perú realizado en mayo de este año arrojó que las búsquedas relacionadas con e-commerce crecieron de forma significativa en comparación a la época pre-pandemia.

De acuerdo al informe de la compañía, hubo un aumento de un 328% en la categoría de delivery almacén y supermercado, siendo el que experimentó un mayor crecimiento, en comparación al delivery de restaurantes (186%) o al de regalos (38%).

“Se podría pensar que las familias están enfrascadas en búsquedas de primera necesidad, pero la búsqueda es transversal a todas las categorías de retail. No se dejó de buscar en electro, moda, tecnología, deporte, etc. Uno podría pensar que la gente está siendo conservadora, pero hay un aumento significativo”, explicó Deb Reyes, Head of Product, Solutions & Analytics Spanish Latam Google Perú al diario Gestión.

Por otro lado, un 47% de los encuestados han aumentado su frecuencia en las compras digitales, según un estudio realizado a más de mil personas en abril de este año. “Si bien Perú ha venido creciendo bastante, sigue siendo apenas el 5% del comercio electrónico en todo Latinoamérica en ventas, por lo que hay mucha oportunidad de seguir creciendo”, indicó Reyes.

“No veo por qué Perú no seguiría creciendo en el comercio digital, es más por una cuestión de comodidad y los consumidores que irán probando cada vez más, pero el COVID-19 aún determinará cómo se irá desarrollando esto”, declaró la especialista.

 

Higiene, la principal preocupación      

El reporte de Google Perú también evidenció que los encuestados se inclinan de manera preferente por la higiene y la confianza del lugar de compra como uno de los principales factores determinantes en la compra. Por lo mismo, el 46% de los shoppers investiga si la marca que quiere comprar cumple con un estándar que se ajuste a esta demanda.

Un muestreo realizado en abril pasado reafirma esta tendencia, pues un 45% de los peruanos opta por una marca que tome medidas de protección y de salud, seguido por aquella que ofrezca promociones y descuentos.

Entonces, uno de los cambios más notorios en los consumidores tras esta pandemia, es la importancia que le otorga a la higiene y seguridad de sus productos, en comparación a las preferencias que se tenían antes del Coronavirus.



Isabel Arrieta 31 de julio, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario