InStoreView Blog InStoreView Blog

Retail en cuarentena: ¿Sobrevivirá la industria al Coronavirus?


Noticias y Tendencias

La epidemia de COVID-19 que afecta a China, alertó a la industria minorista debido a las repercusiones que puede sufrir la segunda potencia económica en el planeta.

Desde mediados de enero, se encendieron las alarmas en el mundo entero tras revelarse que en la ciudad de Wuhan, una de las principales urbes industriales de China, se desató una epidemia de neumonía de origen desconocido. Investigaciones posteriores revelaron que se trata de un nuevo tipo de coronavirus (denominado como COVID-19), ocasionado por una variante del virus que, en el 2003, causó la epidemia del síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

La aparición de un brote epidémico como el coronavirus ha generado gran preocupación, debido a la importancia que posee el gigante asiático, al ser la segunda economía más poderosa a nivel global, con un PIB que alcanza los US$ 14,1 mil millones.

Por otro lado, su liderazgo en industrias como la automotriz, de bienes raíces y de lujo, lo han convertido en el país más relevante para el comercio en el mundo. De acuerdo a las estimaciones de la consultora eMarketer, China concentra el 55% de las ventas mundiales del e-commerce y el 21% de las ventas totales en el retail.

Teniendo en cuenta lo anterior, se explica la preocupación de los retailers por la presencia del coronavirus en China y las repercusiones que la paralización forzosa puede traer a futuro.

En ese sentido, el economista del Standard Chartered, Lan Shen, pronosticó que en China “el comercio mayorista y minorista puede desacelerarse a un 3,6% en el primer trimestre de 2020, desde el 5,4% en el cuarto trimestre de 2019, mientras que el retraso en la producción, después del Año Nuevo Lunar, probablemente afecte en 2 puntos porcentuales al crecimiento de la industria manufacturera”, consignó La Tercera.

 

Industria del lujo sufre por la epidemia

Con una población que supera los 1.400 millones de habitantes, y con un ingreso per cápita superior a los 10 mil dólares, no es de extrañar que China sea uno de los mayores consumidores de lujo en el mundo, bordeando el 35% de las compras a nivel global en valor, de acuerdo a un reporte de McKinsey.

Por esta razón, en cuanto se confirmó el brote epidémico en Wuhan, que ya contabiliza 1.369 fallecidos y 60.348 contagiados, las marcas de lujo fueron las primeras en sufrir el efecto de esta noticia en la Bolsa. Grupos como LVMH, Kering y Richemont, propietarios de marcas como Louis Vuitton, Gucci o Cartier, respectivamente, experimentaron bajas que oscilan entre el 5%y el 6%. Otras compañías, como L’Oreal y Hermès han sufrido caídas que bordean el 2%.

Sin embargo, los gigantes del lujo no se han pronunciado sobre el efecto que tendrá el coronavirus en sus ventas en Francia, Europa o Asia. Pero otras marcas sí han acusado recibo. Capri Holdings (Versace, Michael Kors, Jimmy Choo) anunció que la situación en China causaría un lucro cesante de alrededor de 100 millones de dólares sobre su volumen de negocios. Burberry indicó que 24 de sus 64 tiendas en el país asiático estaban cerradas, y anticipó en Europa "un deterioro en las próximas semanas debido a las crecientes restricciones a los viajes”.

En el caso de los cosméticos, otro ítem muy valorado por los chinos, la japonesa Shiseido informó una baja en el 55% de sus ventas en China durante la última semana de enero, mientras que L’Oreal se prepara para un impacto momentáneo, aunque precisó que “es demasiado pronto para evaluarlo”.

 

Repercusiones en Latinoamérica

Otro de los mercados que se está viendo duramente afectado por el coronavirus es el de América Latina, ya que China es uno de los principales socios comerciales de países como Chile, Perú, México o Brasil, tanto por las exportaciones de materias primas, como por las importaciones de productos de consumo masivo.

Nuestra región ocupa el segundo lugar como proveedor de hierro y el primero de soya, cobre y carne hacia China. Brasil, Chile, Perú, Argentina y Uruguay lideran la exportación de productos desde el Cono Sur, de acuerdo a información del portal mundomarítimo.cl.

Para México, en cambio, el país asiático es su tercer destino de exportaciones, luego de Canadá y Estados Unidos, por lo que podría verse menos afectado por la paralización provocada por el coronavirus.

"Creemos que la epidemia tendrá un impacto negativo en las operaciones y causará interrupciones en ciertos segmentos, tanto dentro como fuera de China", señaló al sitio Bnamericas.com Ying Wang, director del área de empresas de energía y servicios de China Research Initiatives para Asia-Pacífico.

"Además, si no se puede contener lo suficiente el virus en el primer trimestre, más sectores podrían verse afectados y la posición de liquidez podrían quedar en riesgo para los emisores con perfiles crediticios débiles y grandes vencimientos", agregó.

Por su parte, Tuuli McCully, economista para Asia Pacífico de Scotiabank, aseguró en un reportaje de La Tercera que, “el hecho de que China sea el líder mundial en comercio electrónico solo amortiguará parcialmente el impacto en las ventas minoristas”. Y agregó que, “habrá interrupciones en las cadenas de suministro regionales estrechamente integradas, debido al cierre de la producción”.

 

Productos de higiene: ¿grandes ganadores?

Sin embargo, hay un rubro dentro del comercio minorista que está comenzando a sacar cuentas alegres de esta contingencia: el de los productos de higiene personal y limpieza de hogar, en gran parte, debido a las recomendaciones que realizan las autoridades de salud, como lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos, o si eso no es posible, ocupar desinfectantes que contengan alcohol.

En relación a este tema, el analista de Evercore ISI, Omar Saad, dijo que L Brands (compañía que opera Bath & Body Works) podría experimentar un beneficio a raíz de las preocupaciones que ocasiona el coronavirus: “podría experimentar (y satisfacer) un aumento significativo de la demanda a medida que los consumidores compiten para tomar medidas preventivas para protegerse a sí mismos y a sus seres queridos”, explicó.

El analista señaló que hace una década, con la pandemia de la gripe AH1N1, L Brands tuvo un significativo repunte en las ventas gracias a uno de sus productos, el desinfectante para manos PocketBac, por lo que los minoristas pueden esperar una mayor demanda de jabones, desinfectantes y productos de limpieza para el hogar.

Este análisis se correlaciona con un reporte elaborado por Nielsen en Ciudad de México durante el brote epidémico, el que reveló que el 55% de los consumidores aumentó sus gastos en productos para desinfectar áreas del trabajo y el hogar, mientras que un 44% lo hizo con artículos para el cuerpo.


Isabel Arrieta 14 de febrero, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario