InStoreView Blog InStoreView Blog

Retail 2021-2022: buenos augurios para el comercio peruano


Noticias y Tendencias

Si bien la crisis sanitaria provocó una fuerte caída en el primer semestre, las cifras de ventas comenzaron a fortalecerse en el último tramo del año y se avizoran tiempos de bonanza para la industria.  

Los dos últimos años no han sido fáciles para la economía del Perú. Si bien en la segunda década del siglo XXI registraron números azules en su tasa de crecimiento, con un 2,16%, de acuerdo a lo informado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (Inei), esta ha sido la más baja.

Este 2020, la crisis mundial por el coronavirus pudo dejarla en el suelo. Incluso, los más pesimistas estimaban que podía irse al sótano tras la caída de un 9,4% en el tercer trimestre, producto del cierre del comercio durante los meses de marzo y julio. 

Sin embargo, después de la tormenta siempre sale el sol. Y tal parece que en este caso no será la excepción, pues en los últimos meses la economía ha experimentado un proceso de recuperación que partió con el retiro del 10% de las AFP. De hecho, presentó la segunda menor caída entre los principales países de la región durante agosto, según reportó el Banco Central de Reserva (BCR).

"Los sectores comercio y servicios también registraron la menor caída desde que empezó la pandemia, favorecidos por la apertura de actividades de la Fase 3", aseguró en su momento la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva Luperdi.

¿Y cómo estuvieron los otros?  En el octavo meses del año, las naciones que sufrieron las mayores caídas fueron Argentina, con un retroceso de 11.6%; Chile con una caída de 11.3%; y Colombia que sufrió descenso de 10.6% en su PBI mensual.

Por lo mismo, el presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, sorprendió al país al señalar que la recuperación de la economía peruana va más rápido de lo proyectado en un comienzo.

 

Vuelta al crecimiento

El repunte de la economía se ha sentido con fuerza en las tiendas del canal moderno, donde una auspiciosa primavera fue el preludio de lo que se vendría en el último tramo del año, ya que los supermercados comenzaron a crecer a doble dígito.

Además, entre abril y junio el canal moderno ganó ventaja sobre el tradicional. Las menciones y búsquedas de supermercados en Perú llegaron a 152 mil a través de diversas plataformas. Es más, datos entregados por Inretail muestran que durante este primer semestre los ingresos de supermercados crecieron un 13,4%, de acuerdo a lo señalado por el diario El Comercio.

Según las palabras de Leslie Passalacqua, presidenta del gremio Retail de la Cámara de Comercio de Lima-CCL, casi todas las marcas ya han hecho sus previsiones y presupuestos para el próximo año, y estas apuntan a llegar en el primer semestre al 55% de sus ventas obtenidas en el mismo periodo del 2019.

“Definitivamente el 2021 es un año de grandes desafíos, de analizar qué acciones tomar, de evaluar qué harán las empresas que sobrevivieron a la crisis económica, cómo se recuperarán y de tomarle la temperatura a las marcas post COVID-19”, aseguró.

¿El foco principal? Sin duda que el e-commerce, pues los gerentes del retail doblarán su apuesta por este canal, que ha crecido de forma impresionante este 2020.

 

Próximos años

Una de las preguntas que muchos economistas se hacen por estos días es qué se avizora para los próximos dos años en el Perú. Lo cierto, es que hay harta ilusión, tanto por los consumidores como por las marcas, que deberán continuar su etapa de reinvención y no bajar la guardia.

Y es que los hábitos de consumo cambiaron y las empresas deberán hacer modificaciones y dibujar una nueva estrategia para seducir al público, adaptarse a su nueva forma de comprar y fidelizarlo. Tarea muchas veces poco sencilla.

“Todavía nos tomará mucho tiempo en recuperar los mismos niveles del 2019, considerando, sobre todo, que el ‘retail’ es susceptible a lo que pasa en el plano político y en las calles. Nos tomará todo diciembre”, agregó Passalacqua.

Además, para el segundo semestre de 2021 se espera que las ventas superen la valla del 70 y 80 por ciento respecto del 2019, algo que, sin dudas, es visto con buenos ojos y da un halo de esperanza para el 2022.

En el caso de los supermercados, se prevé un crecimiento al 7% el cual sería impulsado por la demanda el e-commerce y la entrada en operación de nuevas tiendas, específicamente, formatos de menor tamaño, de acuerdo al análisis del Departamento de Estudios Económicos de Scotiabank.

Otro dato importante a considerar para el próximo año es que, dado el crecimiento del rubro durante el segundo y tercer trimestre de 2020, la tendencia se mantendría durante el 2021 y se potenciaría una vez que esté disponible la vacuna contra el COVID-19, situación que elevaría el aforo en los locales comerciales.

 

Aceleración del e-commerce

Los análisis de los especialistas no son al azar. Para nada. La industria del comercio en Perú abrazó el e-commerce y ninguna marca quiere dejar ir ese buque. Un ejemplo de aquellos es HyM, la cual estableció alianzas con Rappi para hacer despachos a domicilio o Glovo que pretende duplicar sus ventas este año y seguir la tendencia para 2021 repartiendo “lo que sea”. 

“Los hábitos de los consumidores estaban cambiando lentamente con el tiempo, pero esto ha acelerado la forma en que los consumidores empiezan a usar el servicio a demanda”, dijo Sacha Michaud, cofundador de Glovo, a la agencia Reuters.

El propio Michaud agregó que cada pedido realizado en su plataforma genera más ingresos de los que cuesta y detalló que “estamos mirando hacia 2022” para tener beneficios netos.


InStoreView 11 de diciembre, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario