InStoreView Blog InStoreView Blog

¿Qué acciones debe realizar Home Care para optimizar su OSA?


Business Intelligence

La disponibilidad en el estante (OSA) se ha vuelto relevante para quienes producen insumos considerados esenciales, como productos de higiene del hogar.

Aunque vivimos en la época en la que podemos encontrar todo tipo de productos a solo un clic de distancia, aún así, la experiencia de compra presencial sigue siendo la favorita de los consumidores. Por mucha realidad virtual o aumentada que se implemente en el retail, aún no existe la tecnología capaz de equiparar la sensación de ir a una tienda, recorrer los pasillos, mirar cada estante o góndola, hasta dar con lo que se estaba buscando. 

Incluso, tras el explosivo crecimiento del comercio electrónico provocado por la pandemia, apenas comenzaron a relajarse las restricciones impuestas por el confinamiento, las personas volvieron a los puntos de venta. 

Así lo puso de manifiesto los resultados de una investigación realizada por la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC), con el propósito de revelar el impacto que tuvo el Covid-19 en los hábitos y percepciones del consumidor. 

De acuerdo al reporte, sobre un volumen mayor de compras en línea, el 56,3% de los shoppers escoge las compras presenciales como destino final. Es decir, que más de la mitad de los que ocupan el canal online optan por retirar sus pedidos y hacer las devoluciones directamente en la tienda. 

 

OSA: una variable que dejó de ser constante

La disponibilidad en el estante (OSA) se ha vuelto un concepto relevante para las empresas que trabajan en el canal moderno, en especial, para aquellas que producen insumos considerados esenciales, entre los que se cuentan los productos de higiene del hogar. 

Entre las transformaciones que provocó la pandemia está que el indicador OSA dejó de ser una variable constante. Esto se explica porque actualmente, las empresas no solo deben preocuparse de que el producto esté disponible para la compra presencial, sino que, debido a la popularidad que ha ganado el retiro en tienda, también deben estar en góndola para una potencial compra vía internet. 

En el artículo “OSA: el gran reto post pandemia para la categoría Home Care” se menciona que la falta de disponibilidad en el estante se convirtió en un grave problema para el sector, y que incluso, le significó pérdidas millonarias, de casi 2 mil millones de dólares solo en Estados Unidos. 

“Como uno de los problemas minoristas más fáciles de solucionar, la gestión de las existencias es claramente crítica, ya que afecta significativamente los ingresos de los fabricantes y minoristas”, dijo Richard Cook, líder de análisis inteligente de NielsenIQ., y agregó, “obtener los modelos analíticos correctos para evitar que se agoten las existencias es esencial para garantizar que los minoristas y los fabricantes no pierdan millones en ventas de valor”.

Siguiendo esta idea, lograr una gestión eficiente de la disponibilidad en el estante y el inventario se ha convertido en un tema clave para mantener la satisfacción del consumidor, reduciendo las pérdidas de ventas, tanto para la cadena como para los proveedores. 

 

Optimizando el OSA de Home Care

Debido a la relevancia que ha ganado el comportamiento de “compro online y retiro presencial”, en la actualidad, la disponibilidad en el estante va mucho más allá de satisfacer la compra presencial y plantea una serie de desafíos para los productores de esenciales, como los insumos de limpieza del hogar. 

Por otro lado, un estante vacío no solo dejará insatisfecho a un comprador presencial, también existe la posibilidad de que un consumidor online se enfrente al temido “fuera de stock”, por lo que ocuparse de este indicador se ha convertido en una de las grandes preocupaciones del retail actual. 

El equipo de Producto de InStoreView aconseja tres acciones que un proveedor puede realizar cuando se da cuenta que ha disminuido su indicador OSA, acciones que pueden ayudarle a revertir esta situación y no perder las ventas: 

  1. Mejorar forecast de materias primas y ventas: tener información actualizada y precisa del historial de ventas de tu empresa te permite realizar predicciones más precisas sobre la demanda real de tu producto, lo que a mediano y largo plazo te permite planificar de mejor manera la producción, y de paso, mejorar el fillrate. Por lo mismo, es fundamental contar con herramientas de business intelligence que te ayuden a recolectar y consolidar los datos de ventas en los diferentes puntos de venta, ya que con esta información podrás estimar y analizar mejor las necesidades futuras.

  2. Mejorar logística: otro factor importante a tener en cuenta para conseguir un óptimo OSA, es prevenir y corregir de manera efectiva cualquier problema en la cadena de suministro del producto. Para lograrlo, es fundamental observar cada eslabón (por ejemplo: seguimiento del tiempo en un centro de distribución, si se cumplen correctamente las acciones del CPRF, entre otras actividades), con el objetivo de evitar lagunas que obstaculicen sectores claves del área logística.

  3. Mejorar la reposición: si todos los puntos anteriores se cumplen a cabalidad, pero los estantes no están bien abastecidos, debes comenzar a analizar la gestión de reposición del producto en el punto de venta. Para ello, es necesario seguir los indicadores del cumplimiento de las visitas y las rutas, que son las que te ayudan a mantener las góndolas llenas. También puedes analizar la ruta, para ver si el equipo de reponedores puede hacer frente a la labor en terreno, además de considerar otros factores adicionales, como los informes de la rotación de productos, promociones, exposiciones y más. 

 


Isabel Arrieta 6 de julio, 2022

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario