InStoreView Blog InStoreView Blog

Pérdidas y oportunidades: retail en medio de la crisis social


Noticias y Tendencias

A tres semanas del estallido social en nuestro país, los efectos que han tenido las protestas y saqueos despiertan preocupación en la industria, mientras que expertos ven una oportunidad más allá de lo oscuro que se ve el panorama.

El viernes 18 de octubre, se desató el caos en Santiago, a raíz de las protestas por el alza de tarifas del Metro, donde hubo enfrentamientos, incendios y ataques al subterráneo, lo que obligó al cierre de las estaciones, dejando a la capital paralizada.

Con el correr de los días, las protestas, marchas y saqueos causaron gran revuelo mundial, debido a que en la última década, Chile se había consagrado como un país tranquilo y de economía estable. Por estas razones, sería la sede de dos importantes encuentros internacionales, como la APEC 2019 y la COP 25.

Sin embargo, el Presidente Sebastián Piñera decidió cancelar ambos eventos el pasado 30 de octubre, debido a la compleja situación que estaba atravesando el país.

A tres semanas del estallido social, aún no hay señales claras de un retorno a la normalidad, debido a las constantes protestas de la ciudadanía a lo largo de Chile; lo que ha causado gran alarma por las repercusiones que esta situación tiene para el futuro económico del país.

 

El viernes negro del comercio chileno

Aunque la mayor parte de las manifestaciones han sido de carácter pacífico en la capital y principales ciudades de Chile, eso no fue obstáculo para que se desatara una ola de saqueos y violencia que afectó a 115 supermercados, 34 tiendas comerciales, 13 farmacias, seis estaciones de metro y cinco malls, de acuerdo a la querella interpuesta por la Subsecretaría del Interior.

Por su parte, la Asociación de Supermercados de Chile (Asach) aseguró a principios de noviembre que son 450 salas de ventas afectadas por las manifestaciones, de las cuales 37 corresponden a locales que fueron incendiados y saqueados en esos días.

Estos hechos delictivos han causado pérdidas avaluadas en 1.400 millones de dólares, según una estimación realizada a fines de octubre por la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). La entidad señaló que de esa suma, se perdieron 900 millones de dólares a raíz de los saqueos y destrucción, mientras que los 500 millones de dólares restantes se deben a mermas producidas por menores ventas, debido al cierre forzoso de locales, robo o destrucción de inventario.

En entrevista con El Mercurio, Diana Mediano, gerente de la consultora Colliers Internacional explicó que el costo de reconstrucción de un supermercado formato Express tendría un costo de US$2,7 millones y en los formatos grandes ascendería a US$7,7 millones. “Los plazos aproximados solamente del proceso de construcción y habilitación son de 8 meses para la tipología Hiper, y 5 a 7 meses para la tipología Express”, dijo.

Además, la CCS -que vio las operaciones de Transbank en la última semana de octubre- informó que "las ventas del comercio cayeron un 10% anual y las del turismo lo hicieron en un 36%” desde que comenzaron las protestas. Estas cifras son especialmente preocupantes si se considera que hasta antes del 18 de octubre el panorama era totalmente diferente, porque en el último año, las ventas realizadas con tarjetas bancarias aumentaron en un 12% en el comercio de bienes, un 26% en servicios minoristas y un 6% en turismo. Sin embargo, entre el 18 y el 27 de octubre experimentaron una caída del 10% en bienes, 19% en servicios y un 36% en turismo.

¿De qué manera afectará a la economía nacional? El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, durante una entrevista al programa Mesa Central de Canal 13, señaló, “la semana pasada la recaudación de IVA bajó 25%. Eso es enorme (…) Estimaciones muy preliminares muestran que daños asegurables por destrucción y lucro cesante son del orden de US$ 2 mil, 3 mil millones. En el terremoto de 2010 las primas de seguros fueron de 8 mil millones“.

 

En cada crisis, una oportunidad

Pese a lo negativo que se ve el panorama económico en los próximos años para Chile, algunos expertos logran tener una mirada más optimista respecto a las oportunidades que implica esta crisis para el desarrollo nacional.

De acuerdo a un reportaje elaborado por El Mercurio, Credicorp Capital argumentó que, “mirando hacia el futuro, los posibles aumentos del salario mínimo podrían tener un impacto en los costos laborales, pero potencialmente beneficiarían un mayor consumo. Esto último, junto con las tasas de interés más bajas en préstamos hipotecarios, podría aliviar el presupuesto familiar y mejorar el dinamismo en el consumo para el próximo año”, señalaron.

El análisis de la administradora de inversiones se basa en la “Agenda Social” que anunció el Presidente Piñera en las últimas semanas, y que llevó a que el pasado miércoles firmara el proyecto de ley que establece el ingreso mínimo garantizado de $350.000 mensuales.

A ello se le suma el aumento en un 20% de la Pensión Básica Solidaria y la creación de un mecanismo de estabilización de las tarifas eléctricas, medidas que serían la promesa de un mayor poder adquisitivo para la población.

Paralelamente, el Gobierno implementó un paquete de iniciativas para apoyar a las  6.800 pymes que fueron afectadas en las semanas de protestas, lo que podría generar un impacto positivo en una industria a la que el mismo Presidente calificó como, “la columna vertebral, el sistema nervioso, el motor que mueve a nuestro país”, subrayando que generan dos de cada tres puestos de trabajo en Chile, lo que se traduce en más de 5,3 millones de empleos.

 

¿Se volverá a la normalidad?

A pesar de que las manifestaciones siguen captando el interés de la ciudadanía, lo cierto es que las repercusiones que ha tenido en la fuerza laboral y económica del país han despertado la preocupación del sector, el que pide un urgente retorno a la normalidad.

Sin embargo, dentro de la crisis que vive Chile, es importante tener la capacidad de ver oportunidades aún cuando los problemas parecieran ser imposibles de resolver, ya que reinventarse y crear nuevas alternativas para el negocio, pueden ayudar a ser parte de la solución.


Isabel Arrieta 8 de noviembre, 2019

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario