InStoreView Blog InStoreView Blog

La revolución del Big Data


Noticias y Tendencias

Así como el cerebro humano nunca descansa totalmente, tampoco lo hace la generación de datos a nivel mundial. En todo momento, en algún punto del planeta hay una foto que se descarga, un correo que se envía, una compra que se efectúa o un producto que se cotiza en línea.

Sólo entre enero del 2018 y el mismo mes del 2019, internet sumó 367 millones de nuevos usuarios, según el último informe de We Are Social y en esta misma línea, gigantes como la IBM han estimado que cada día se crean unos 2,5 quintillones de bytes.

Estamos ante la era del Big Data, un fenómeno tecnológico que se viene gestando desde los años 80, que se definió como tal en los 90, y que requiere un desarrollo constante de nuevos software capaces de almacenar, procesar y analizar el llamado océano de información.

Inspirada en la descripción que hizo de este fenómeno la consultora Gartner, la directora del Instituto Data Science de la Universidad del Desarrollo de Chile, Loreto Bravo, señaló en Emol que “si tenemos que definir Big Data creo que las ‘tres v’ son la principal clave, esto se trata de un gran volumen de datos, muy variados y a gran velocidad” que son compartidos en el mundo por millones y millones de usuarios a través de diversas plataformas y compañías.


Los usos del Big Data

La aplicación del Big Data es tan vasta como la información que reúne y exige para su procesamiento soluciones baratas e innovadoras para una mejor compresión de esta información.

El científico chileno y doctor en Física en la Universidad de Notre Dame y profesor asociado de Ciencia y Artes Mediales del MIT, César Hidalgo, postula que del análisis de esta gran cantidad de datos se desprenden predicciones teóricas en los sistemas sociales, naturales y económicos.

El experto afirma que, por ejemplo, del estudio del set de productos que hace una determinada nación, “uno puede predecir lo que hará en el futuro; además, si conozco qué tan complejos son esos bienes, uno consigue pronosticar qué nivel de ingresos tendrá y así cuál será el crecimiento próximo; y con conocimiento basal, uno logra anticipar el nivel de desigualdad que sufrirá”.

Forbes plantea que los sistemas de inteligencia artificial hoy “pueden escanear cantidades masivas de datos y encontrar patrones y anomalías que antes eran impensables y hacerlo en un marco de tiempo que era inimaginable”.

Agrega, que la mayoría de los usos de Big Data se han combinado con algoritmos de inteligencia artificial para que las empresas entiendan a sus clientes y les permite anticiparse confiando en la información que tienen a su alcance.

Por otro parte están los consumidores, quienes exigen que la tecnología este a la altura y aspiran a disponer de un concepto innovador de la tienda física que los ayude a optimizar los tiempos y le entregue comodidad.

Es así como el Big Data es un aliado que permite satisfacer múltiples requerimientos, en muchas áreas como el retail donde encuentra una de sus más exitosas aplicaciones. Al respecto Axis Communications señala que el Big Data es un aliado de garantías que permite sacar el máximo partido a la implementación de herramientas tecnológicas en este sector, por cinco motivos:

 

Optimización del producto

Uno de las principales preocupaciones de los responsables de una tienda es el control del stock de productos disponibles. Precisamente el Big Data permite categorizar el surtido de productos y clasificarlos, por ejemplo, según parámetros como el beneficio que reportan o el volumen de ventas que generan.

 

Análisis de fidelidad del cliente

Otra de las grandes bonanzas relacionadas con el Big Data es que permite elaborar estrategias de fidelización de clientes. Este tipo de programas ofrecen la ventaja de obtener datos como diferenciar a los clientes que compran ocasionalmente de aquellos que lo hacen de forma habitual, saber cuáles son sus preferencias, dónde y hasta los horarios de  sus compras. Toda esta información más su análisis,  permite al retail diseñar distintas formas de abordar la fidelización de sus shoppers.

 

Detección de tendencias

El análisis de datos masivos relacionados con la cesta de compra es un aspecto fundamental si se quiere detectar aquellas tendencias en cuanto al consumo de productos, conocer hábitos y patrones de consumo por parte de los consumidores en cuanto a estacionalidad, diferencias entre género, edades, zonas, etc. En definitiva, permite entender el comportamiento de los clientes, gracias a lo cual se puede establecer modificaciones en la estrategia comercial de un retail, en el lanzamiento de productos, promociones y ubicación de estos.

 

Crear una estrategia de pricing competitiva

Gracias a la adopción de las ventajas que ofrece el  Big Data se puede realizar un análisis de la actividad comercial por zonas y tipo de producto más demandado. De esta forma, se puede elaborar una estrategia de precios y ofertas especiales en lo que se conoce como ‘zonas calientes’ o zonas de mayor actividad de compra. Como consecuencia, se incrementa el número de ventas y se mejoran los resultados al mismo tiempo que se ofrece a cada consumidor el tipo de producto que más demanda.

 

Estudio de la competencia

Los beneficios de esta tecnología también permiten a las empresas analizar las actividades de los competidores y, por tanto, establecer una estrategia que permita marcar la diferencia. El Big Data se ha convertido en una plataforma para anticiparse al resto de rivales comerciales y obtener así una posición de liderazgo dentro del sector.


InStoreView 7 de abril, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario