InStoreView Blog InStoreView Blog

La gestión de datos al servicio de la cadena de suministro


Business Intelligence

Hoy más que nunca, los esfuerzos de las empresas de consumo masivo están dirigidos a asegurar que sus productos lleguen al consumidor de la manera más efectiva y esto implica mejorar las cadenas de suministro para optimizar los procesos.  

Pese al difícil escenario al que se enfrenta el planeta por los efectos del COVID-19, que no fue augurado ni por las mentes más sobresalientes, las proyecciones de ventas del retail mantienen un importante crecimiento en América Latina para el 2020. Éstas se acercarían a los 1.6 trillones de dólares y para el próximo año se espera lleguen a los 1.7 trillones, de acuerdo a los datos de Statista.

Según la Cámara de Comercio de Lima (CCL) este incremento de ventas del sector estaría liderada por Perú, quienes llevan una ventaja en el sector del desarrollo por lo menos de los próximos dos años, dejando atrás a BrasilChile y Colombia.

En México, el poder que tiene el retail se concentra en 51,709 puntos de venta y 27 millones de m2 de piso de venta, según la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Pero, estos auspiciosos vaticinios demandan también nuevos desafíos. La globalización, el desarrollo de la tecnología y el mar de información que reciben a diario los clientes aumentan sus expectativas, pues ya no sólo quieren conseguir el producto de mejor calidad, a un muy buen precio y de la forma menos engorrosa. Además, exigen que éste sea el más adecuado y lo quieren en el momento y el lugar que ellos necesitan. 

Por ello, la logística se ha convertido en uno de los ejes centrales de las empresas. Los esfuerzos van dirigidos a asegurar que los artículos lleguen al consumidor de la manera más efectiva y esto implica mejorar las cadenas de suministro para optimizar los procesos. 

Precisamente, America Retail detalla que si bien el estado del producto es fundamental, también lo es el tiempo de envío. Con las exigencias propias de un nuevo mercado como lo es el comercio electrónico, las personas buscan inmediatez a la hora de comprar y recibir su mercancía.

De hecho, el 41% de los clientes consideran fundamental el tiempo de entrega de su compra, según el informe de Tendencias en Logística de eCommerce en 2018.

 

El camino hacia el valor

La cadena de suministro o de abastecimiento se define en la industria del comercio moderno como una red de compañías y medios de distribución involucrados en los diferentes procesos y actividades que producen valor en la forma en que un producto llega al consumidor final.

Hasta hace algún tiempo la principal labor de quienes gestionan esta cadena eran el abastecimiento, la rebaja y gestión de costes y el cumplimiento con los usuarios. Tras la irrupción de la tecnología, el Big Data y la IA, su papel pasó a ser absolutamente estratégico y actualmente se les pide habilidades para contener costes y mejorar las ventas.

La empresa PowerData asegura que este nuevo escenario implica la necesidad de datos limpios, coherentes y conectados, siendo necesario también un acceso a éstos en el momento en que hacen falta, ya sea con la finalidad de realizar análisis o durante el transcurso de la actividad.

La cadena de suministro enfrenta entonces grandes desafíos relacionados con los datos y su gestión. PowerData propone cinco, estos son:

 

1- Globalización

Ante la lluvia de ofertas que diariamente reciben los consumidores, las empresas deben mantener su competitividad y para ello necesitan reducir los costes de gestión del supply chain. ¿Cómo? Mediante la negociación entre instituciones y sus proveedores basadas en la información almacenada y su gestión, que una plataforma de business intelligence puede transformar en una visión de 360º para todos los involucrados. Esto permite optimizar la capacidad de decisión y facilita la generación de alianzas más sólidas y con una orientación al largo plazo.

 

2- Innovación

El cliente espera que la marca del producto que él prefiere, sea capaz de anticiparse y tomar decisiones tan importantes como retirar un artículo del mercado que no cumpla con las condiciones de calidad. Para ello, todos los que intervienen en la cadena de suministro deben conocer en tiempo real los datos sobre cada producto. Hoy la innovación juega a favor del cliente, quien ya conoce -por ejemplo-las ventajas del IoT y por ello exige el mejor servicio.

 

3- Expectativas del shopper

El consumidor de hoy es muy informado, busca en internet y a la vez mantienen sus hábitos de visitar las tiendas comerciales. Estudiar su comportamiento para averiguar en qué fase del ciclo de compra se encuentra y cuáles son sus necesidades es un desafío cuya resolución se reduce a datos. Pero, si bien esta información en crudo no aporta valor, el conocimiento que brindan las herramientas adecuadas sí facilitan esta labor. La omnicanalidad, combinada con el empoderamiento de los usuarios de negocio (autoservicio de BI) son las armas de que dispone el canal moderno para seguir mejorando su posicionamiento en el mercado.

 

4- Regulación

El cumplimiento de las normas que regulan el mercado no sólo buscan evitar multas y sanciones. La fiabilidad de la marca, el prestigio y reputación del negocio podrían verse afectados si, en algún punto de la cadena, esta capacidad de alinearse con lo que los ordenamientos jurídicos se debilita. Este es un importante desafío para el canal moderno y el acceso a los datos, siempre que se trate de información exacta, de calidad y actualizada siendo la única manera de poder minimizar el riesgo.

 

5- Dinamismo

La agilidad de la cadena permitirá al negocio reaccionar de forma adecuada y puntual ante los cambios. Para ello, el sector retail necesita nutrirse de la información completa, integrada y de calidad que ofrece el business intelligence. Son los datos los que reducen la incertidumbre y permiten realizar una gestión más eficaz. La volatilidad, las relaciones con proveedores, la administración de los diferentes canales de distribución y venta, todo ello requiere de flexibilidad y ésta, a su vez, del acceso a datos coherentes, limpios y conectados de extremo a extremo de supply chain.

Un último desafío que aporta ekomercio y que podría ser el número 6 es la necesidad de mantener un balance entre la demanda y el suministro en un mercado que cada vez es más grande y dinámico. Cuando la cantidad de mercancía disponible o en stock no coincide y está por debajo de su demanda o por sobre ella, se pueden generar fuertes pérdidas para las empresas.  Algunas herramientas tecnológicas como un business intelligence vuelve a ser la respuesta ante la necesidad de tener un completo panorama de lo que ocurre en terreno y en tiempo real con un determinado producto.


InStoreView 14 de mayo, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario