InStoreView Blog InStoreView Blog

Coronavirus y consumidores peruanos: sube e-commerce y baja fidelidad a marcas


Noticias y Tendencias

La pandemia del COVID-19 y el Aislamiento Social Obligatorio ordenado por el gobierno, ha traído grandes transformaciones en los compradores del país, cambiando sus hábitos de consumo.

La llegada del virus COVID-19 a Perú ha afectado a 1.414 compatriotas, dejando 55 víctimas fatales. A raíz de la rápida propagación de la enfermedad, los peruanos han tenido que adaptarse a una serie de nuevas rutinas, como el distanciamiento social, el uso de mascarillas o guantes de látex para salir a la calle o el lavado intensivo de manos, las que tienen como propósito frenar el contagio de esta enfermedad.

Dentro de esas nuevas conductas, el Aislamiento Social Obligatorio (ASO), normativa promulgada por el presidente Martín Vizcarra el pasado 16 de marzo y que se prolongará hasta el 12 de abril, se perfila como una de las principales causas del cambio en el comportamiento de los consumidores del país.

El temor por el veloz avance del Coronavirus ha provocado que los peruanos estén tomando previsiones al respecto, siendo la compra a través de aplicativos de delivery, una de las soluciones más populares en el último mes.

Aunque las empresas de última milla que operan en el país se muestran prudentes respecto a las cifras, sí corroboran que existe un aumento en el número de pedidos hacia supermercados.

“Es una respuesta de los usuarios a un tema incierto y a medidas como la cuarentena que vimos en las ciudades, así como evitar las concentraciones de personas. Las categorías que más aumento han mostrado son las de farmacias, restaurantes y supermercados”, explicó Ernesto La Rosa, Country Manager de Rappi Perú a El Comercio.

Finalmente, proyectan que esta conducta seguirá en aumento, de acuerdo a lo observado en otros países afectados por la pandemia y que debieron adoptar el confinamiento obligatorio en sus hogares.

 

El consumidor cambia a medida que avanza la cuarentena

Las compras de “pánico” y al por mayor, fueron las conductas predominantes en los peruanos, tras darse a conocer la llegada del coronavirus al país, a principios de marzo.

Un análisis realizado por la consultora Kantar Worldpanel, entre el viernes 13 y el miércoles 18 de marzo, reveló que un 55% de los encuestados habían comprado en un volumen mayor de lo que comúnmente realizaban.

Según este informe, los productos más demandados fueron los productos de limpieza (33%), multivitamínicos (31%), insumos de higiene personal (30%) y alimentos (15%).

Sin embargo, dos semanas después del inicio del ASO, las personas habrían superado el miedo inicial al desabastecimiento, dejando atrás el impulso de llenar el carro de compras. A medida que avanza el confinamiento, las compras planificadas de alimentos frescos, carnes y productos de limpieza, van captando las preferencias de los hogares.

“El consumidor ha premiado a los canales más cercanos, por lo que mercados y bodegas han cobrado gran relevancia para nuestras compras de reposición”, dijo Rolando Arellano, gerente general de la Consultora Arellano a El Comercio.

Pero, Andrés Choy, presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú, no comparte esta percepción y declaró a RPP, “las personas van mucho más a los supermercados y mercados de abastos para abastecerse de productos de primera necesidad, entonces, con estos temas relacionados a la cuarentena, la gente compra la mayor cantidad de productos para no tener que estar saliendo a cada rato”.

Por otro lado, la fidelidad a las marcas también experimentó cambios a raíz del coronavirus, reveló una encuesta de Mindshare Perú, consignada por Gestión. De acuerdo al sondeo, que el 40% de los limeños cambió sus marcas de alimentos, productos de higiene personal y cuidado del hogar. El 70% de ellos señaló que el cambio se produjo porque no estaba su marca habitual en el punto de venta, mientras que el 17% optó por una marca más barata.

Además, este comportamiento no se limita solo al canal tradicional, sino que también se produce en el e-commerce. “De todas estas compras online de alimentos, el 45% compraron otra marca diferente a la habitual que solía adquirir porque no la encontraron en este canal”, dijo Fidel La Riva, CEO de Mindshare Perú.

 

E-commerce, el gran ganador

La situación de emergencia provocada por el COVID-19, ha traído como consecuencia que tantos consumidores como empresas se hayan volcado al comercio electrónico, como una manera de sobrellevar la crisis y mantener las ventas.

De acuerdo a un reporte realizado por la empresa de soluciones de pago, Niubiz, el consumo promedio en e-commerce se elevó hasta los 351 soles, experimentando un crecimiento del 49% en relación al ticket promedio registrado en los días previos a la cuarentena. Desde el 16 de marzo, los peruanos consumieron en total 10 millones de soles a través de plataformas de comercio electrónico.

Este rápido aumento en las transacciones se distribuyó en diversas categorías de productos y servicios, pero la venta de gas fue una de las líderes en el alza, con un aumento de 2,6 veces respecto a lo que se vendía en un día normal.

Otras categorías populares fueron las compras de productos para mascotas, ocupando el segundo lugar con un 49% de incremento en las ventas. Luego vienen los rubros de educación (27%), supermercados (12%) y pagos de servicios (9%), que también experimentaron un alza en sus ventas debido a la crisis.

 


Isabel Arrieta 2 de abril, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario