InStoreView Blog InStoreView Blog

Cómo tomar decisiones basadas en datos generados por software BI


Business Intelligence

Para cualquier empresa, independiente de su tamaño, es importante tener un completo control sobre su información para identificar oportunidades de negocios.  

La toma de decisiones se transforma en parte de la rutina del día a día a la hora de asumir la dirección de una empresa o el liderazgo de un equipo de trabajo. En el caso de compañías ligadas a un entorno competitivo como lo es el retail o canal de autoservicios, este proceso debe ser ágil, pero al mismo tiempo basado en información de valor, porque cualquier opción precipitada o fallida compromete los resultados del negocio. 

Por otro lado, por mucha preparación o capacidades que tenga el líder de un team, existen circunstancias en las que el entorno puede ser tan azaroso -como lo que vivió el comercio minorista durante la pandemia del Coronavirus- que la toma de decisiones puede volverse un auténtico desafío, poniendo en serios aprietos a los directivos a la hora de escoger qué rumbo seguir. 

Afortunadamente, el desarrollo de la tecnología ha permitido el nacimiento de herramientas de Business Intelligence, las que son diseñadas precisamente para automatizar procesos, optimizar la recopilación y análisis de datos, y apoyar en la generación de estrategias eficientes para facilitar y mejorar la toma de decisiones dentro de las organizaciones. 

En ese sentido, para cualquier empresa, independiente de su tamaño, es importante tener un completo control sobre su información, ya que de esta manera puede identificar oportunidades de negocios. En este punto, el software BI adquiere protagonismo y permite realizar una planificación efectiva que apoye los objetivos de crecimiento de cada negocio. 

 

Tomando decisiones gracias al software BI

Por lo mismo, tras escoger una herramienta de este tipo y su posterior puesta en marcha, se generan nuevos datos, los que vuelven a incorporarse como información a procesar, gracias a las funcionalidades que posee el software BI. De esta forma, la toma de decisiones conlleva una serie de pasos cuyo desenlace es la reincorporación de la información nueva que ha sido procesada a través del Business Intelligence, con el fin de desarrollar la mejor estrategia para la organización. 

A continuación, se detallan los procedimientos que suelen seguir las empresas a la hora de tomar decisiones en base a herramientas BI:

  1. Conoce cuál es el problema: antes de tomar cualquier decisión, es vital conocer cuál es el problema que tiene el negocio en ese momento. En otras palabras, conocer cuál es la brecha que nos separa del objetivo que queremos lograr. Esa diferencia es la que marca el punto de partida de toda la estrategia que se va a desarrollar gracias a la información otorgada por el software BI para llegar a la meta. En el caso del retail, uno de los problemas más frecuentes que tienen las empresas es, ¿cómo logro aumentar las ventas de mi producto?

  2. Elige el método para llegar a la solución: tras conocer cuál es el problema, el siguiente paso es elegir qué método o estrategia será la considerada para solucionarlo. En este punto, es necesario que cada uno de los responsables de la toma de decisiones dentro de tu equipo te oriente respecto a los criterios que utilizan para abordar los inconvenientes y, de esta manera, llegar a acuerdos para que todos actúen bajo un mismo lineamiento, ponderando cuáles pueden ser los más necesarios a la hora de abordar una decisión final.

  3. Baraja distintas opciones: tras identificar la problemática y conocer cuáles son los criterios establecidos para abordarlo, el paso siguiente es la generación de distintas opciones para lograr resolverlo. En este caso, gracias a la información entregada por la plataforma BI, se pueden reconocer oportunidades de negocio que pueden ayudar a lograr los objetivos planteados. De igual forma, cada una de estas alternativas deberán ser analizadas de manera concienzuda por tu parte, por lo que es aconsejable que te enfoques en identificar las fortalezas y debilidades de cada una de ellas, siendo lo más objetivo posible.

  4. Implementa una solución: tras la elección de la alternativa más conveniente, lo que viene a continuación es su puesta en marcha. Una correcta ejecución es fundamental para ir cerrando de manera adecuada el proceso, por lo que en este punto, es importante que te comuniques con todos los integrantes de tu equipo involucrados en esta decisión, para que se comprometan a ejecutarla de la mejor manera posible. Recuerda que su responsabilidad es clave al momento de cumplir con las metas.

  5. Evalúa de la decisión tomada: tras la implementación, es bueno esperar un tiempo prudente para realizar una evaluación de los resultados obtenidos y comprobar si efectivamente, la decisión adoptada en base a la información entregada por la plataforma BI ayudó a corregir el problema que aflige a tu negocio. Si las dificultades persisten o surgieron otros inconvenientes, te recomendamos revisar qué paso anterior pudo haber fallado y buscar la manera de resolverlo. 

Un último punto a tener en consideración es que el uso de una plataforma BI muestra resultados que, en varias ocasiones, pueden obligarte a tomar decisiones de cambios relevantes en la forma en que funciona tu equipo, métodos de producción o la manera en que tu producto llega al consumidor final, provocando que tu empresa deba irse adaptando a esas transformaciones. Por otro lado, a veces suelen producirse reticencias o conflictos con colaboradores que se muestran adversos a los cambios, por lo que generar un buen clima de comunicación y motivación entre tu equipo es primordial. 

 


InStoreView 6 de mayo, 2021

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario