InStoreView Blog InStoreView Blog

Así aplican el Big Data los grandes referentes del retail


Noticias y Tendencias

Considerando la contingencia producida por el Coronavirus, una correcta gestión del Big Data puede convertirse en la clave del éxito para una empresa que opera en el retail.

La industria del retail es un sector verdaderamente complejo, en la que los datos se han convertido en un bien insustituible para subir el número de ventas y, por ende, aumentar las ganancias de las empresas. Precisamente, debido a los avances en esta materia, se proyecta que para el 2023, las ventas minoristas en el mundo alcanzarán los 30 billones de dólares.

Considerando la actual contingencia que vive la economía mundial, producto del Coronavirus, una correcta gestión del Big Data o Macro Dato puede convertirse en la clave del éxito en la gestión de una empresa que opera en retail. En efecto, el 62% de los minoristas creen que una estrategia basada en datos otorga una ventaja competitiva importante, reveló un sondeo realizado por IBM.

En artículos anteriores mencionamos cómo el Big Data es una importante herramienta que permite a las compañías conocer y comprender a sus clientes, permitiendo un acercamiento mucho más efectivo a sus necesidades, y la forma en que la información permite que las empresas le den un servicio mucho más personalizado a los consumidores, lo que trae beneficios tanto a los shoppers como a las marcas.

Sin embargo, además de las ventajas financieras que puede traer una estrategia basada en los datos, lo cierto es que cada empresa puede adaptar esta información a sus propias necesidades o propósitos de crecimiento, ya sea a través de aumentar las ventas, lograr una mayor fidelidad por parte de los clientes o incluso, evitar una situación de potencial peligro para los consumidores.

A continuación, revisaremos dos ejemplos notables en que grandes organizaciones minoristas lograron utilizar el Macro Dato para potenciar su propia estrategia.

 

Big Data para salvar vidas: Costco

Costco es una cadena estadounidense de tiendas de autoservicio, que se especializa en la venta minorista de alimentos, artículos personales y domésticos. Esta empresa,  la segunda más grande del mundo en la categoría de comercio después de Walmart, utiliza el Big Data para rastrear cada pedido en detalle.

La información que llega a Costco incluye quién realizó el pedido, la información de contacto del cliente, cuándo se realizó la compra y qué artículo se le despachó. Y si bien, todos estos datos parecen poco relevantes, la cadena enfrentó un problema que pudo sortear de manera ejemplar gracias al Big Data.

El año 2014, Costco compró y luego vendió un lote de frutas, las que luego se supo que podrían estar potencialmente contaminadas con listeria. Pero, gracias a la estrategia de datos que emplean, pudieron identificar a cada uno de los clientes que compraron fruta del lote problemático, y advertirles sobre el posible peligro que estaban sufriendo.

Al disponer de estos datos, la compañía pudo alertar a sus consumidores a través de una llamada telefónica y también por carta, resguardando la salud de sus clientes. El uso de esta información permitió que la compañía evitara que alguno de sus compradores enfermara por comer un producto contaminado, con el impacto negativo sobre la imagen de Costco que esto podría tener.

 

Datos que identifican zonas rentables: Starbucks

Es una de las marcas más populares del mundo. Esta multinacional originaria de Estados Unidos se ha convertido en todo un referente a la hora de tomar café. En una investigación realizada por Forbes, se dio a conocer que Starbucks logró un aumento cercano al 26% de sus ingresos en los últimos tres años, convirtiéndose en líder en su sector, gracias a una cuidadosa estrategia en la que el Big Data tiene una gran relevancia.

Starbucks utiliza esta información en términos de ubicación, demografía, comportamiento de compra, tendencias de clientes, entre otros, para proyectar el éxito y el rendimiento que podrían tener en el futuro sus nuevas tiendas, a medida que van abriéndose en distintas partes del mundo. Gracias a esta planificación, la compañía ha logrado mitigar el riesgo de instalar un local en un lugar poco rentable, evitando futuras pérdidas.

A eso se le suma que la compañía usa los datos de sus clientes para generar incentivos de marketing, y una alta interacción con ellos inclusive cuando no están en sus cafeterías, como ha ocurrido en las últimas semanas debido a la pandemia. Este tipo de estrategias logra dos objetivos: proporcionar a los clientes productos y ofertas personalizadas, además de entregar una mejor experiencia de compra.

 

Implementando el Big Data en tu empresa

Sin embargo, una de las grandes cualidades que posee el uso de los datos es que no es privativo de grandes empresas o de determinados sectores económicos, sino que conociendo los objetivos que busca tu empresa, puedes enfocarte en la información que necesitas para el logro de tus metas.

En esa línea, la startup francesa Toucan Toco, especializada en análisis y visualización de datos, ha identificado los cinco puntos clave que debe tener en cuenta el sector minorista a la hora de utilizar el Big Data:

  • Acceso a la información: tener un gran volumen de datos en innumerables bases que nadie consulta no sirve de nada. Para sacarle provecho a esta información, es necesario contar con un tablero de control que permita a gerentes, KAM, reponedores, entre otros actores implicados, tener un acceso diario y la correcta visualización de los datos que necesiten para su gestión.

  • Narración de datos: tampoco resulta útil contar con una gran fuente de datos si estos se guardan en un excel denso e indescifrable. En ese sentido, existen plataformas de gestión de datos que permiten estructurar, jerarquizar y acceder a información de manera sencilla e intuitiva, lo que facilita la toma de decisiones y la ejecución de estrategias.

  • Colaboración: es preciso además tener un punto de acceso único, donde se crucen los datos de todas las divisiones de la compañía para generar una estrategia común entre cada uno de  los departamentos: ventas, logística, marketing, etc.

  • Anticiparse a la competencia: de acuerdo a un reporte de McKinsey, aquellas empresas que son capaces de extraer información de los datos de sus clientes pueden superar a su competencia en un 85% en crecimiento de ventas y un 25% en margen bruto.

  • Mayor comprensión de los clientes: planificar una buena estrategia basada en datos se traduce en una mayor comprensión de los hábitos de compra de los consumidores, permitiendo crear recomendaciones basadas en su historial de compra y pedidos personalizados, además de facilitar la captación de nuevos clientes.



Isabel Arrieta 5 de junio, 2020

No nos pierdas la pista.
Suscríbete a nuestras actualizaciones en tu mail

Deja tu comentario